Cómo las experiencias sensoriales pueden mejorar la estancia de tus huéspedes

12 dic 2023   •  5 min de lectura

Eva Lacalle profile picture

Eva Lacalle

experiencias sensoriales hotel

El Blog de Mews  >  Cómo las experiencias sensoriales pueden mejorar la estancia de tus huéspedes

En el fascinante mundo de la hospitalidad, hay un elemento que puede elevar la estancia de los huéspedes de tu hotel a un nivel superior: las experiencias sensoriales. La conexión emocional creada a través de los sentidos puede transformar una visita ordinaria en una experiencia inolvidable.

Únete a nosotros mientras exploramos en este artículo cómo los aromas cautivadores, las texturas envolventes y otros estímulos sensoriales pueden tejer un tapiz de memorias que perduran mucho después de que las maletas se hayan guardado.

 

¿Qué son las experiencias sensoriales?  

Las experiencias sensoriales son como un tejido de estímulos que involucran a nuestros sentidos, creando una conexión única entre el individuo y su entorno.

En el contexto hotelero, estas experiencias no sólo se limitan a la vista o al tacto, sino que abarcan un abanico completo de elementos que van desde aromas evocadores y sonidos envolventes hasta texturas seductoras y sabores exquisitos.

Pongamos un ejemplo para que todo quede más claro. Imagina que entras a un hotel en la costa Amalfitana, en Italia. Al instante que traspasas la puerta, sientes una fragancia fresca y cítrica que evoca la esencia misma del Mediterráneo. Los tonos celestes y turquesas de la decoración crean una paleta visual que parece extraída del horizonte.

Y ello no es todo, las cortinas ondean suavemente, recordando el vaivén de las olas, mientras que las texturas sedosas de los muebles te invitan a sumergirte en un estado de relajación plena. 

¿Ha quedado más claro con el ejemplo? Espero que sí, ¡continuemos!

que son las experiencias sensoriales

 

¿Por qué son importantes las experiencias sensoriales en un hotel? 

Veamos a continuación algunos de los principales motivos por lo que son tan cruciales estas vivencias multisensoriales en el contexto hotelero:

  1. Impacto emocional: Las experiencias sensoriales tienen el poder de despertar emociones profundas y duraderas. Estas emociones se traducen en una conexión más significativa con el hotel, fomentando la lealtad del cliente y generando experiencias que se comparten con entusiasmo.
  1. Creación de recuerdos duraderos: La conexión única que se genera entre el individuo y su entorno, gracias a las experiencias sensoriales, se traduce en recuerdos que perduran mucho después de que el huésped se haya marchado de tu hotel.
  1. Diferenciación competitiva: La diferenciación se consigue en la capacidad de ofrecer algo más allá de lo ordinario y las comodidades estándar. Si consigues impregnar tu hotel de experiencias sensoriales que conquisten a tus huéspedes definitivamente te encontrarás un paso por delante de tus competidores.
  1. Bienestar y relajación: En un mundo donde la vida cotidiana puede ser realmente agitada, si un hotel ofrece experiencias sensoriales bien diseñadas se convierte en un oasis de tranquilidad, al mismo tiempo que demuestra que sabe cuidar del bienestar de sus huéspedes.

 

5 experiencias sensoriales para mejorar la estancia de tus huéspedes 

En esta sección, exploraremos cinco elementos claves que no solo estimulan los sentidos, sino que también podrán elevar la estancia de tus huéspedes a un nivel superior, para que puedas resaltar y fomentar su lealtad.

1. Aromas que se recuerdan

En el fascinante mundo de las experiencias sensoriales, los aromas son como los cuentacuentos silenciosos que pueden llevarnos en un viaje emocional mientras permanecemos quietos en el mismo sitio.

¿Por qué son tan esenciales? Porque esos olores no sólo se quedan en nuestra memoria, sino que también nos tocan en lo más profundo. En este sentido, los olores poseen un poder impresionante para evocar recuerdos y despertar emociones.

Piensa en la posibilidad de que tu hotel tenga un aroma característico, algo que tus huéspedes asocien directamente contigo. Esto va más allá de simplemente oler bien, es como dejar tu marca olfativa en la mente de cada visitante y conseguir así que tu establecimiento sea inolvidable.

Y, por supuesto, la adaptación al entorno es fundamental. Si tu hotel está junto al mar, ¿por qué no ambientarlo con fragancias marinas y frescas? O si está en las montañas rodeado de naturaleza, ¿qué tal el aroma a pino o cedro para recrear el ambiente del bosque? Cuando adaptas los olores al entorno, sumerges a tus huéspedes en una experiencia que se siente auténtica y personalizada.

experiencias sensoriales para mejorar la estancia de tus huespedes

2. Melodías que resuenan

En el contexto de las experiencias sensoriales, la música se convierte en una herramienta estratégica que puedes utilizar en tu hotel para amplificar la identidad de tu marca y mejorar la estancia de tus visitantes.

En este sentido, utilizar la música adecuada es clave. Por mucho tiempo, las marcas hoteleras han recurrido a pistas genéricas o han repetido el mismo ciclo de álbumes para llenar el silencio. Sin embargo, los hoteleros que buscan marcar una diferencia deben considerar cuidadosamente su selección musical, especialmente porque los hoteles suelen tener múltiples zonas con propósitos y atmósferas diferentes.

Si no es posible contratar a alguien, al menos deberías conocer la identidad de tu marca en profundidad antes de decidir la lista de reproducción. Hazte preguntas como: ¿Están aquí en busca de un oasis de tranquilidad y relajación o para disfrutar de unas vacaciones familiares?

En resumen, no se trata sólo de elegir canciones al azar, sino de seleccionar melodías que contribuyan a la creación de una experiencia armoniosa.

3. Colores que iluminan y luces que transforman

Dentro de un hotel, los colores y las luces son como directores de una producción sensorial que pueden transformar por completo la percepción de los huéspedes.

En otras palabras, deja de lado la idea de la iluminación y la paleta de colores como meros elementos estéticos, en su lugar, piensa en el poder que tienen para influir en los estados de ánimo y mejorar la experiencia global.

Además, utilizar colores y luces estratégicamente es esencial para crear ambientes específicos en distintas áreas de tu hotel. Por ejemplo, los tonos frescos y las luces más claras pueden hacer que una habitación se sienta más espaciosa, creando una atmósfera relajante y abierta, ideal para dormitorios y baños.

¿Quieres un efecto más estimulante? Los colores cálidos y tonalidades más oscuras pueden hacer que una habitación se sienta más acogedora e íntima, perfecta para áreas con más actividad, como el restaurante o el bar.

En resumen, la próxima vez que planifiques la paleta de colores o ajustes la iluminación de tu hotel, piensa más allá de la estética. Considera cómo estos elementos pueden contribuir a la experiencia sensorial de tus huéspedes, sumergiéndolos en un mundo de sensaciones que esté alineado a la perfección con la estancia que quieres brindarles.

4. Texturas que acarician

No subestimes el poder táctil de los materiales, su elección estratégica puede transformar la estancia de tus huéspedes en una experiencia envolvente y reconfortante. Desde la ropa de cama hasta las toallas y los asientos en el lobby y restaurantes, cada superficie es una oportunidad para ofrecer caricias sensoriales a tus visitantes.

Imagina envolver a tus huéspedes en sábanas suaves y blandas que invitan al descanso y la relajación. O quizás, ofrecer toallas mullidas y asientos sedosos que sean un placer para la piel, creando un ambiente que no sólo es estéticamente agradable, sino que también se siente increíble al tacto.

5. Sabores que deleitan

Utilizar sabores locales es una estrategia infalible para conquistar los corazones de tus huéspedes.

Imagina sorprender a tus huéspedes con una selección de quesos artesanales de la región, acompañados de una copa de vino local que transporta directamente a los viñedos cercanos.

Incluso si tu hotel no cuenta con un restaurante o bar, donde puedas ofrecer platos regionales, siempre está la opción de ofrecer un toque de sabor local a su llegada, como unas delicias locales. Ese pequeño detalle puede marcar una diferencia y crear un impacto sensorial memorable.

Conclusión

En resumen, si fusionas cuidadosamente aromas, música, colores, texturas y sabores, estarás dando forma a una narrativa sensorial que conectará a un nivel más profundo con tus huéspedes y conseguirá arraigarse en su memoria. Como bien hemos visto cada uno de estos elementos no son adornos estéticos, sino más bien herramientas sensoriales que pueden elevar por completo la experiencia de tus huéspedes. Por lo tanto, te alentamos a incorporarlos en tu hotel lo antes posible.  

Eva Lacalle profile picture

Autor

Eva Lacalle

Eva atesora más de una década de experiencia internacional en marketing, comunicación, eventos y marketing digital. Cuando no está trabajando, probablemente esté haciendo surf, bailando o explorando el mundo.

Gestión de cookies

Aquí puede gestionar sus preferencias de cookies: